Comprar Naranjas a Domicilio, Venta de Naranjas Online

En Quiero Naranjas Disponemos de las Mejores Naranjas y Mandarinas de Valencia recogidas directamente desde el árbol a tu mesa, gracias a nuestro servicio exprés en el que en menos de 24 horas dispondrás de tus Naranjas o Mandarinas Valencianas en la puerta de tu casa.

Venta de Mandarinas Online, Comprar Mandarinas a Domicilio

Comprar Naranjas y Mandarinas Online nunca fue más fácil gracias a Quiero Naranjas, ya que nos encargamos de seleccionar las mejores Naranjas y Mandarinas de nuestros arboles para llevarlas a tu Domicilio.

Venta de Naranjas Online, Comprar Naranjas Valencianas a Domicilio

Si está interesado en cualquiera de nuestros productos puede contactar con nosotros a través del teléfono 96 111 66 06, en el email: info@quieronaranjas.com o rellenando nuestro formulario de contacto aquí.

Clientes | Amigos

[X] CERRAR

Quiero Naranjas

Inicio » Catálogo
calabazas-halloween

Halloween y las calabazas

admin 21 octubre, 2016

¿Por qué se asocia esta fruta de temporada a la noche del 31 de Octubre?

Esta tradición nació en Irlanda y a continuación os contamos la curiosa leyenda:

Hace muchos, muchos años, un tacaño y pendenciero irlandés, llamado Jack, tuvo la mala suerte de encontrarse con mismísimo demonio en una taberna. Era la Noche de Brujas o Noche de Halloween.
Jack, que era un borracho, engañó al mismísimo diablo, entregando su alma a cambio de una última bebida. El diablo aceptó el trato y se transformó a si mismo en una moneda para pagarle al tabernero la bebida de Jack. Jack cogió la moneda a toda velocidad y la metió en su monedero.
Jack tenía un crucifijo dentro su monedero, así que el diablo no pudo volver a su forma original. Jack tenía al mismo demonio secuestrado, así que llegó a otro acuerdo con él. No dejaría salir al diablo hasta que le prometiera no pedirle su alma en un plazo de 10 años. El diablo no tuvo más remedio que aceptar el chantaje de Jack.
Pero pasados diez años después de aquella noche, Jack se tuvo que volver a reunir con el diablo. El diablo se iba a llevar el alma de Jack, pero Jack pensó la forma de salir de esa situación y dijo: “Iré contigo como acordamos, pero antes de hacerlo, ¿me traerías la manzana que está en ese árbol?”.

El diablo pensó que no tenía nada que perder por coger la manzana y dársela, ganando el alma de un pecador. De un salto llegó a la copa del árbol para coger la fruta.En ese momento, Jack talló una cruz en el tronco del árbol, dejando otra vez al diablo atrapado y sin poder bajar.
Jack le obligó al diablo a prometer que jamás le pediría su alma. Al diablo no le quedó más remedio que aceptar y borró la cruz. Escapando el diablo que no pudo llevarse su alma.

Jack murió años más tarde: No pudo entrar al cielo, por qué durante su vida había sido un pecador, borracho y estafador. Cuando intentó entrar en el infierno, el diablo tuvo que enviarlo de vuelta, porque lo había prometido y no podía reclamar su alma.
“¿A dónde iré ahora?”, le preguntó Jack y el diablo le contestó: “vaga por el mundo de los vivos aunque estés muerto”.
El camino de regreso al mundo de los vivos era oscuro. El diablo le dió a Jack un carbón encendido, para que le diera luz y le guiara en la oscuridad del camino de vuelta. Jack lo puso dentro de un nabo que iba comiendo, para que no se apagara con el viento. Jack emprendió el camino de vuelta vagando en las tinieblas eternamente…..
Los pueblos celtas vaciaban nabos, encendían carbón dentro de ellos y los dejaban en las tumbas, para iluminar el camino de regreso al mundo de los vivos a sus difuntos más queridos. También servía para proteger de los malos espíritus.

Cuando, con el tiempo, los irlandeses llegaron a América y vieron que no habían nabos allí, adoptaron la calabaza para este fin por su mayor tamaño y facilidad para vaciarse.

¿Sabías de dónde venía esta tradición? Si quieres saber paso a paso cómo hacer una calabaza de halloween te lo contaremos en nuestro siguiente post.

De momento ya puedes comprar calabazas
en nuestra tienda online
¡asadas están de miedo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

;
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información